Camarones gaditanos


Camarones gaditanos

Como es costumbre queremos presentarte un producto de nuestra tierra. Si aún no los conoces, ¡no sabes lo que te estás perdiendo! En Willy queremos presentarte y darte a probar este exquisito manjar de nuestra tierra: el camarón.

El camarón es un pequeño crustáceo, que mide un centímetro (o como mucho centímetro y medio), que vive en aguas dulces y en marinas poco saladas. Tienen un color grisáceo, casi transparente y se encuentran con facilidad en los charcos de nuestras playas cuando baja la marea, sobre todo en las proximidades de las desembocaduras de los ríos y en los esteros.

Normalmente pueden comerse como snack simplemente con cocerlos, e incluso hay quienes comen camarones sin cocinar para mantener todo el sabor del mar; sin embargo, la forma más tradicional de cocinarlos es la tortillita de camarones.

Su preparación es muy sencilla, sin mucha floritura. Sólo debes tener harina de garbanzo y de trigo. Si no encuentras la harina de garbanzos, puedes hacerlas sólo con harina de trigo, pero no es lo mismo. Algunos le echan sifón para que salgan más esponjosas.

En un cuenco se ponen las dos clases de harina y se mezclan bien. Muy picaditos, añadimos la cebolla, el perejil, sal y los camarones crudos, sin pelar. Diluimos todo con un poco de agua y lo dejamos reposar unos 20 minutos. Ponemos bastante aceite en una sartén y, una vez caliente, echamos la pasta anterior por cucharadas (cada cucharada es una tortillita).

Freímos por ambas caras, hasta que estén doradas. Al sacarlas, lo más recomendable es dejarlas sobre papel absorbente para quitarle todo excedente de aceite. Lo ideal es comerlas en caliente para sacarle el máximo jugo.

Si no están perfectas, lo más recomendable será venir a probarlas a Willy… ¡o mejor! Ven primero a Willy, deléitate con ellas y luego prueba hacerlas en casa.

Hay 1 comentario

Add yours